Inicio > Gonza, el amigo, Manual para el Asocial > El baño de Carlitos

El baño de Carlitos

Hace años salió una publicidad donde un Niño le decía a su Mamá que quería hacer caca en el Baño de Carlitos, todo el mundo reía y se mofaba de el. A mi, particularmente, nunca me causó gracia… y es que me sentía muy identificado con el pequeño. Al igual que el, yo tampoco era un Defecador Universal. Para mi, el momento de liberar mi intestino es sagrado, y como todo momento sagrado, requiere de su perfecta planificación, en la que todos los elementos entran en juego: Pulcritud, hermeticidad, material de lectura, sincronización, entre otros. Es obvio que estos factores son imposibles de controlar en un baño público, pero en mi caso, también lo eran en casi cualquier lugar que no sea mi casa. Así es que durante muchos años los campamentos, el quedarse a dormir en la casa de alguien, y demás situaciones en las que estaba lejos de mi baño, eran épocas donde desarrollé una, no muy salubre, abstinencia gastrointestinal autoinfligida en los que pasaba entre 3 o 4 días acumulando… acumulando. La prueba de fuego llegó cuando fui un poco mas grande y Gonza, hermano postizo, me invitó a pasar 15 días a Villa Gesell con su familia. ¿Como iba a hacer? En mi niñez había logrado, comiendo poco, aguantar hasta 5 días, pero nunca 15! además ya no era un niño, mi intestino no era tan elástico. Aún sin haberlo resuelto, decidí aceptar la invitación convenciéndome de que algo se me iba a ocurrir.

Así pasaron los días, lentos, llenos de asados, picadas, facturas, y demás comidas que luego de la digestión me jugarían en contra reclamando algo que yo me rehusaba a darles. Hasta que llego un punto en que dejó de ser solo una manía algo preocupante para convertirse en algo que atentaba seriamente contra mi vida. Consideré por un momento dejarme llevar por el mar y morir plácidamente en las fauces de algún monstruo submarino (quién se iba a llevar una muy desagradable sorpresa gustativa), pero no… la luz llegó antes que eso. En un arrebato de creatividad comencé a repasar euforicamente (era cuestión de vida o muerte) los factores a tener en cuenta para una evacuación exitosa:

  • Pulcritud: A diferencia de ahora, en esa epoca no solo era más chico, sino más inexperto y menos previsor, así que no tenía alcohol en gel en la mochila, ni en la campera, ni en el auto, ¿¿con que iba a esterilizar el asiento del inodoro??
  • Hermeticidad: El baño estaba en una esquina cavernosa que se abría a 2 de las 3 habitaciones de la casa (la de los padres y la de la hermana), necesitaba encontrar algo a mi alcance que, disimuladamente, tape cualquier posible emisión sonora.
  • Material de Lectura: Entrar al baño con una revista bajo el brazo es casi lo mismo que decir “Mushashos, me voy a echa’ un garrrco!”. Descartado.
  • Sincronización: ¿Como evitar cualquier intromisión sin cerrar con llave (encontrar la puerta cerrada con llave es el equivalente a “tengo diarrea”), colgar un cartel de “ocupado”, ni avisar que vas a usar el baño por un largo rato?

Claro! Era perfecto! La solución siempre había estado frente a mis ojos, iba a hacerlo antes de bañarme! El sonido de la ducha se ocuparía de la Hermeticidad y alejaría a cualquier cohabitante con intenciones de usar el baño, y podría usar el alcohol de cualquier desodorante de ambientes para solucionar la Pulcritud y su envase como Material de Lectura. Simplemente genial.

Y así fue como en esas vacaciones, no solo aprendí mucho sobre Desodorantes de Ambientes, sino que descubrí una técnica que iba a salvarme de uno de los mayores problemas de la humanidad por el resto de mi vida.

O hasta que me encuentre con mi enemigo mortal, el rollo de cartón que indica la ausencia de papel higiénico.

Anuncios
  1. Sofía
    02/10/2009 en 2:26 am

    Excelente Post!!
    Yo tmb soy una maniática de este tema..sin embargo para la gente es un detalle en los viajes o visitas largas en casas de amigas..no se cómo hacennn!!! :S
    Me sentí muy identificada..& la solución es perfecta!
    Gracias x el consejo! 😛

  2. 23/10/2009 en 1:17 am

    Qué identificado me siento! Está buena la de la ducha, la voy a implementar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: